NUEVOAPROVECHA 3 CUOTAS SIN INTERES EN TODA LA TIENDA🎉

@comoturista -  Nov 2020

y si... ¿Nos vamos de viaje?

“Una fuerte pandemia está azotando a gran parte de Europa y viene camino hacia Chile”, fue la noticia que escuchamos cuando nos encontrábamos en pleno viaje en el sur de Chile. Fue en ese entonces, ese mismo día que comenzamos a leer más sobre las pandemias pasadas, sentimos miedo, por donde se mirara existía un alta probabilidad de que en el corto plazo cambiara rápidamente toda nuestra rutina. Se nos vinieron de inmediato a la cabeza los más de 8 pasajes comprados, entre ellos Guayaquil y Croacia, destinos que hace años nos esperaban sorprender. Nos encontrábamos preparándonos físicamente para un par de Trail que estábamos ya inscritos en el sur de Chile (Huilo Huilo para ser más exacto), y unos cuantos viajes más aún sin reprogramar. En un cerrar de ojos, y muy bruscamente llegó el día del encierro, para nosotros un 18 de Marzo que más que para el olvido, servirá para recordar, el recordar ese momento en que nos paramos frente a nuestro cuadro de mapa en medio de nuestro living de la casa y ver como se nos derrumbaban absolutamente todos nuestros planes de viajes que tanto habíamos planeado. Teníamos sólo 2 opciones, asumir que todo estaba perdido o pensar que nunca nada ni nadie te diga que tus sueños no se pueden cumplir. Optamos por la segunda

Llegó la cuarentena, el famoso encierro, fuimos muy responsables con nosotros mismos y con nuestra sociedad, nos armamos prontamente un mini gimnasio en la casa y llevábamos 56 días de entrenamiento seguidos, el mismo cuaderno sagrado que utilizamos para registrar todo los detalles de nuestros viajes, fue el que decidimos utilizar para anotar nuestras rutinas diarias de “comocrossfit” como decidimos llamarlas a modo de animarnos. No aprendimos a cocinar, pero tuvimos que indagar diariamente en la gastronomía casera para sobrevivir, sin darnos cuenta, nos encontrábamos sentados en una silla frente a un computador no precisamente comprando pasajes de avión, sino que como el mundo entero haciendo un zoom con la familia, amigos y otros viajeros, de un momento a otro, vimos que nuestra estilo de vida y nuestra rutina había tenido un vuelco de 180 grados, pero nos dimos cuenta que seguíamos siendo los mismos de siempre, esa pareja optimista con las mismas ganas de querer conocer el mundo, pero encerrados.

Hasta que una mañana fría de entrenamiento de Julio, por esa complicidad que nos caracteriza como pareja, nos dijimos “¿Y si nos vamos de viaje?”. Ambos quizás esperábamos una respuesta típica como “Te volviste loco” “No creo que sea el momento” pero al contrario, sentimos nuevamente esa sensación no de querer irnos de donde estábamos, sino que de querer estar mañana en algún otro lugar del mundo. Finalmente compramos pasajes a Miami para arrancarnos una semanita, sin recordar que Dani tenía el pasaporte vencido, fuimos al registro civil, lo renovamos y en tan sólo 4 días nos entregaron su nuevo pasaporte, postulamos a la ESTA necesaria para el ingreso a Estados Unidos y ya no dábamos más de la felicidad, sólo había que esperar aquella noche del vuelo LA 502 Boing 787 de las 21:50 (imposible olvidarlo, quedó para registro de @Comoturista

Cuatro horas antes del vuelo, y ya nos encontrábamos en el aeropuerto internacional de Santiago, a esas alturas ya eran más ganas que el miedo de volar, creemos no haber visto nunca un aeropuerto tan vacío como el que vimos esa noche, todo cerrado y sólo había que esperar en la puerta 17 para embarcar, déjennos decirles que parecíamos unos locos, pero finalmente el destino se encargaría de decirnos lo contrario. Nos sorprendió enormemente las políticas que tenía el aeropuerto, desde una distancia social en las filas de policía internacional hasta ver como dentro del avión se generaba el proceso de sanitización automático cada 3 minutos, pasando a ser el medio más seguro para viajar en cuanto al Covid -19. Gracias a Dios fue un vuelo muy tranquilo, arribamos a Miami y nos recibieron como nunca, ya veníamos contentos, porque además el pasaje nos había costado casi la mitad de lo que cuesta habitualmente. Primeros días fueron de full playa, un sol que nos esperaba con ansias y una consciencia de la gente de ubicarse a más de 20 metros de distancia, fue una tranquilidad muy agradable la que estábamos viviendo. Luego en Miami vino todo el proceso de reapertura de los centros comerciales, los tan famosos Outlet a los cuales decidimos ir sin ningún problema, sabíamos que nos encontraríamos con políticas muy bien implementadas, gente muy responsable con el uso de sus mascarillas y un sinfín de lugares donde poder obtener alcohol gel para desinfectarnos a cada minuto nuestras manos. Ricos y extendidos almuerzos en restaurantes típicos y evitando lógicamente conceptos como dormir en hoteles o contratar Uber, estaban todo tan baratos , que optamos por el sistema de los Airbnb y arriendo de auto.

Ya con más confianza y con un hábito de estar en las calles, se nos ocurrió una idea y emprendimos rumbo a Orlando, a Universal Studios. Fue tan agradable estar en el parque con poca gente, sin necesidad de contratar el fast pass y para que decir las políticas de seguridad y sanitización de Universal, extraordinaria es poco, era tan poca las que personas que habían que en los juegos íbamos solo en un carro para 8 personas. Estuvimos 3 días como niños en Orlando y no queríamos más playa, había sido ya suficiente de sol, por lo que se nos abrieron esas ganas de conocer nuevos lugares y decidimos emprender rumbo en auto a Savannah, en el estado de Georgia, un pueblito hermoso a 4 horas al norte de Orlando, que si tienen la posibilidad de conocerlo, favor háganlo. Disfrutamos de 3 noches y esto no terminó allí, como andábamos en auto, decidimos seguir recorriendo y nos fuimos a conocer una ciudad tremenda, imponente y de alto impacto, como lo es “Atlanta”, fue casi como tener una vida normal, pero siempre teniendo los resguardos de autocuidado, alcohol gel a cada rato, uso de mascarillas y no tocando cosas que no eran necesario tocarlas. Hasta ese entonces, el viaje iba de maravillas y no queríamos volver, pero tampoco podíamos seguir subiendo hacia el norte en auto porque ya estábamos a más de 9 horas de Miami, nuestra base, así que aunque no lo crean, volvimos a Miami, abrimos nuestro computador en pleno café y compramos pasajes con destino ida y vuelta a la ciudad conocida como la ciudad de los vientos “Chicago”. Extrañábamos tanto el poder disfrutar en un pub de una simple cerveza de medio día, de cosas tan simples y baratas como la de caminar por las calles sin parar como muchos lo hemos hecho en la ciudad New York. Tan increíble, que Chicago se encargó de hacer lo suyo y de mostrarnos quien es. Volveremos sin duda, nos dejó más que invitados

Llegamos de vuelta a Miami y claramente no queríamos volver a Chile, y accedimos locamente a la venta flexible de los tickets de las aerolínea y cambiamos los pasajes de vuelta 3 veces sin costo alguno. Lo que era un viaje de Santiago con destino a Miami por una semana, termino siendo un destino de Santiago, Miami, Orlando, Savannah, Atlanta y Chicago que duró poco más de un mes. 

Hoy 18 de Noviembre 2020, nos espera a fin de mes Washintong, Filadelphia, Turks and Caicos y nuevamente Miami. Luego viajar por Chile y fines de Febrero destino a nuestro querido Hala Madrid, Croacia y varios de sus países cercanos, finalizando muy románticamente por la Costa Amalfitana, para luego emprender rumbo a los tan famosos trekking de New Zealand, perderse nuevamente por la ciudad de Sydney, revivir las aventuras del Sudeste Asiático y de experimentar lo increíble que nos tienen prometidas las ciudades de Japón.

Y todo comenzó con una simple pregunta un mañana cualquiera en el entrenamiento número 57 en el gimnasio de nuestra casa.. ¿Y si nos vamos de viaje?

Como consejo final, les queremos comentar que hoy, sí es seguro viajar, es netamente un tema de autocuidado, por lo tanto, si ven que hay alguna oferta atractiva de pasajes o de hoteles en algún destino soñado, pero por sobre todo, si se sienten seguros de viajar, no duden en hacerlo, pero si se siente inseguros aún de viajar, no se obligues, la idea también es disfrutar… Tiempo al tiempo y pronto estarás en ese lugar. 

Related Posts